El Blog de Concursalix

¿Cuándo prescriben las deudas en España y qué significa?

¿Cuándo prescriben las deudas? Las deudas pueden afectar gravemente a nuestra actividad económica, complicando nuestros ingresos y beneficios. Por eso mismo es importante recalcar la importancia de herramientas que nos ayuden a liquidarla, pero, además, también debemos destacar la posibilidad de liquidar una deuda sin haberla afrontado cuando esta prescriba. 

Los plazos de prescripción de las deudas resultan muy importantes para los deudores ya que, una vez una deuda haya prescrito, el acreedor pierde su oportunidad de reclamarla. 

Hace algunos años, estaba establecido que las deudas prescribirían a los quince años, pero ese tiempo pasó a los cinco con el objetivo de alcanzar «un equilibrio entre los intereses del acreedor en la conservación de su pretensión y la necesidad de asegurar un plazo máximo».

Así, en octubre de 2015 y se estableció la nueva normativa y, por tanto, las deudas que fueron contraídas en esa fecha ya han prescrito, prescribieron en octubre de 2020.

No obstante, existen muchos tipos de deuda y, aunque todas tienen una determinada fecha de caducidad, esto depende de varios factores. 

A continuación, en este artículo, desde Concursalix te contamos cuándo prescriben las deudas en España y qué significa, tanto para los deudores como para los acreedores. 

¿Qué es una deuda?

En primer lugar, debemos tener claro qué es una deuda. Las deudas son obligaciones de pago que una persona física, una empresa o una Administración contrae con otra e interpretan un rol central en la organización de las actividades humanas, especialmente económicas.

Existen distintos tipos de deuda según su forma, uso o emisor. 

Tipos de deudas por objetivos

  • Deuda ficcional: Deuda que se contrae por vivir por encima de las posibilidades económicas reales.
  • Deuda hormiga: Deudas acumuladas con diferentes orígenes.
  • Deuda de subsistencia: Deuda que se contrae para pagar conceptos básicos para la supervivencia como agua o luz.
  • Deuda de apalancamiento: Deuda que se contrae por reinvertir.

Las deudas según los participantes pueden ser: 

  • Deuda bancaria: Deuda que se contrae con los bancos.
  • Deuda corporativa: Deuda que se contrae con entidades financieras, crediticias y no financieras.

Además, según el tipo de emisor, se tratará de: 

  • Deuda púbica: si pertenece al Estado.
  • Deuda privada: si el deudor es una persona física o jurídica.

¿Cuál es la diferencia entre caducidad y prescripción?

Escucharemos y leeremos sobre la caducidad y la prescripción de las deudas. Ambos términos pueden parecer sinónimos, pero realmente no lo son y tienen significados e implicaciones distintas. 

La caducidad hace referencia a la pérdida del derecho, por parte del acreedor. Esto se debe a que el acreedor no ha ejercido su derecho anteriormente.

Por su parte, la prescripción es, también, la pérdida del acreedor a su derecho de cobro, pero la diferencia reside en que, en este caso, si el acreedor ejercita su derecho y lleva a cabo una reclamación de la deuda (judicial o extrajudicial), interrumpe el plazo de prescripción y este vuelve a contar desde el principio.

ley segunda oportunidad

 ¿Cómo prescribe una deuda?

Existen dos posibilidades para que se dé la eliminación de una deuda. En primer lugar, la posibilidad del deudor de pagar una deuda implicaría la eliminación de esta obligación y, por otro lado, tenemos la opción de dejar pasar el tiempo hasta que se elimine sin haber cumplido con la obligación, es decir, que prescriba o caduque. 

No obstante, como adelantábamos, para que una deuda caduque o prescriba, existen una serie de requisitos o circunstancias que deben darse: 

  • Que el acreedor no ejerza ninguna acción judicial o extrajudicial para la reclamación de la deuda. 
  • Que el deudor no reconozca ni acepte la deuda.

Sin embargo, en caso de que el acreedor iniciase un proceso de reclamación, el plazo de prescripción quedaría interrumpido. 

Así pues, es importante que conozcamos bien los plazos de pago de las deudas más comunes y cuál es el plazo de prescripción de cada una de estas obligaciones.

¿Cuánto tiempo tarda en prescribir una deuda?

El tiempo que tarde en prescribir una deuda, dependerá del tipo de deuda. Tal y como establece La Ley 42 del 5 de octubre de 2015 si una deuda procede de un contrato personal, esta tarda cinco años en prescribir.

No obstante, los expertos en concursos de Concursalix nos hablan sobre cuáles son las más comunes y cuánto tiempo lleva su prescripción:

 

Deudas de tarjetas de crédito

El plazo de reclamación de estas deudas es de cinco años, pero también es muy poco frecuente su prescripción, ya que, antes de que eso ocurra, la entidad bancaria ya habrá tomado las acciones correspondientes para reclamar su deuda. 

 

Deudas entre particulares

Las deudas entre particulares prescriben a los 5 años. Una vez transcurrido este tiempo, el acreedor pierde su derecho a reclamar la deuda.

 

Deudas de Hipotecas, Hacienda y Seguridad Social

Las deudas hipotecarias tardarán hasta 20 años en cancelarse desde su fecha de vencimiento.  No obstante, debemos tener en cuenta que este tipo de prescripción de deuda es muy improbable ya que, en caso de impago, el banco embargará primero la vivienda y, a posteriori, la sacará a subasta.

Por su parte, las deudas con la Agencia Tributaria prescriben a los cuatro años, pero también es muy improbable que este tipo de deuda prescriba, ya que Hacienda procederá a enviar una notificación al deudor con el objetivo de reclamar la cantidad que le debe o le cargará la cantidad que corresponda en su cuenta corriente.

Las deudas a la Seguridad Social caducan a los cuatro años, pero también es muy poco probable que se cumpla este tiempo sin que el organismo reclame la deuda. 

 

Deudas de tarjetas de crédito y alquileres

Las deudas de tarjetas de crédito prescriben a los cinco años, pero es poco frecuenten que caduquen, ya que el acreedor ejercerá acciones legales antes de que esto ocurra.

Por su parte, las deudas por alquileres caducan a los cinco años.

 

Deudas en las comunidades de propietarios

El plazo de reclamación de las deudas en una comunidad de propietarios es, desde el 2015, de 5 años.

 

Deudas por pensiones de alimentos

La reclamación de una deuda por prensiones a los hijos cuenta con un plazo de preinscripción de 5 años.

 

Multas

Las multas tienen fecha de caducidad, pero dependerá de dos factores:

Cuándo prescribe la infracción. Depende del tiempo del que disponga el ayuntamiento o la Dirección General de Tráfico correspondiente para ponernos una multa.  Para las sanciones leves, el plazo de prescripción es de tres meses, mientras que, para el resto, el plazo es de seis meses. 

Cuándo caduca la multa que nos han puesto. El periodo en el que pueden reclamar al infractor o deudor la sanción económica es de cuatro años y de uno para el resto.

En el caso de tener cualquier duda sobre cuando prescriben las deudas, no dude en confiar en un equipo experto cómo Concursalix, quien se encargará de tramitar este tedioso procedimiento.

Banner Concursalix

Te puede interesar…

Cómo funciona el procedimiento de Segunda Oportunidad

Cómo funciona el procedimiento de Segunda Oportunidad

Concursalix > Ley de Segunda OportunidadPara entender la ley de Segunda Oportunidad al completo, debemos conocer cómo se inicia y cómo funciona el procedimiento de Segunda Oportunidad. Como hemos visto en entradas anteriores, la ley de la Segunda Oportunidad es una...

Principales ventajas de un concurso de acreedores

Principales ventajas de un concurso de acreedores

Los concursos de acreedores son procedimientos legales que se dan cuando una persona, física o jurídica, se encuentra en una situación de insolvencia que le provoca no poder hacer frente a la totalidad de sus pagos. En este artículo te explicamos detalladamente las...