El Blog de Concursalix

Pre-concurso de acreedores: qué es y cuándo se inicia

La Ley Concursal recoge el pre-concurso de acreedores para evitar el cierre definitivo de empresas

pre-concurso de acreedoresMuchas empresas pueden comenzar a tener dificultades económicas en un momento dado, alcanzando incluso graves crisis económicas que no les permiten hacer frente a los pagos del día a día de una empresa: Hacienda, Seguridad Social, nóminas, etc., y, ante estas situaciones, debemos conocer cuál es la normativa que les ampara.

Si los administradores de la empresa están al tanto de la insolvencia mercantil de la misma, tienen la obligación de declarar un concurso de acreedores en los siguientes dos meses a haber sido conscientes de la insolvencia.

No obstante, antes de declarar un concurso, existe una posibilidad: el pre-concurso de acreedores. Pero ¿qué es y cuándo se inicia el pre-concurso de acreedores?

Se trata de una declaración al juzgado, debidamente redactada y presentada por abogado y procurador, que nos da un plazo de tres meses, más uno, para realizar un último intento de negociación con nuestros proveedores, especialmente con entidades bancarias para tratar de refinanciar la deuda que tenga la sociedad y así poder reflotarla.

Se habla de tres meses más uno porque, una vez realizada la comunicación al juzgado, se genera un plazo de tres meses para la negociación y, una vez transcurridos estos tres meses, contamos con otro mes para declarar el concurso definitivamente, cosa que debe hacerse si no se ha obtenido la refinanciación.

Si una empresa desea optar por el pre-concurso debe hacer un comunicado al Juzgado de lo Mercantil, al correspondiente según su domicilio fiscal.

Además, el pre-concurso de acreedores tiene menos coste que el concurso. Debemos destacar también que este pre-concurso protege a la empresa, pero también a los administradores y, por tanto, se suspenden todas las ejecuciones judiciales y extrajudiciales hasta que:

  • Se formalice un acuerdo de refinanciación.
  • Se admita a trámite la solicitud de homologación judicial del acuerdo de refinanciación.
  • Se adopte el acuerdo extrajudicial de pagos.
  • Se hayan obtenido las adhesiones necesarias para la admisión a trámite.
  • Se inicie el concurso de acreedores.

Antes de iniciarnos en un pre-concurso, debemos saber que una vez hayamos comunicado al juzgado nuestro deseo de hacerlo, debemos tener en cuenta que no podremos solicitar otro pre-concurso hasta pasado un año.

Banner Concursalix

Te puede interesar…

Los acreedores en los procesos concursales

Los acreedores en los procesos concursales

¿Qué es un acreedor, cuáles son las clases de acreedores, y qué es un concurso de acreedores de un solo acreedor? La figura del acreedor representa el sujeto activo de una relación jurídica de dar, hacer o no hacer, donde este tiene derecho a reclamar al otro el...