El Blog de Concursalix

Los acreedores en los procesos concursales

¿Qué es un acreedor, cuáles son las clases de acreedores, y qué es un concurso de acreedores de un solo acreedor?

La figura del acreedor representa el sujeto activo de una relación jurídica de dar, hacer o no hacer, donde este tiene derecho a reclamar al otro el cumplimiento de obligación o pago. La contraparte de esta figura es el deudor, quien es el sujeto pasivo de dicha relación jurídica. En el momento que el deudor no cumpla con sus obligaciones comprendidas en la relación jurídica, el acreedor puede emprender acciones legales, siempre y cuando la deuda cumpla ciertas condiciones.

El acreedor se encuentra regulado por el Código Civil. Este sujeto, en sus diferentes formas, puede ser personas físicas o jurídicas.

¿Cuántos tipos de acreedores existen?

Las diferentes clases de acreedores se pueden clasificar según distintos criterios. En primer lugar, según el tipo de garantía del crédito, los acreedores pueden ser:

  • Acreedores personales: en este caso la deuda no está documentada. Por ejemplo, en los préstamos familiares o amigos. Este tipo de acreedor no puede tomar medidas judiciales en caso de demora o impago.
  • Acreedores reales: ahora si, la deuda esta documenta, donde se reflejan los derechos y obligaciones de las partes. Aquí, el acreedor puede reclamar y recurrir a una acción judicial.

Por otro lado, existen varios tipos de acreedores según la preferencia de crédito. Esto sucede en el caso de los concursos de acreedores, regulado por la Ley Concursal:

  • Acreedores ordinarios: este tipo de acreedores no tienen ningún tipo de privilegio y cobran después que los privilegiados. Se incluye proveedores y otros acreedores no documentados.
  • Acreedores privilegiados: tienen el derecho a cobrar antes que otros acreedores. Además, los privilegiados se dividen en créditos de privilegio especial o general, dependiendo si afectan a bienes o derechos concretos o a todo el patrimonio del deudor.
  • Acreedores subordinaros: este tipo de acreedores cobran después que los privilegiados y los ordinarios. Así pues, no forman parte de la junta de acreedores.

Según la naturaleza de la obligación, esta puede ser de varias formas: mancomunadas, la deuda se divide en tantas partes como deudores haya; solidarias, cada deudor está obligado al cumplimiento íntegro del compromiso; y consolidadas, la deuda surge como consecuencia de la existencia de otras deudas que se unifican.

banner concursalix

Concurso de acreedores de un solo acreedor

La Ley Concursal no aclara si es posible solicitar un concurso de acreedores con un solo acreedor. Sin embargo, existen numerosas jurisprudencias que establecen la necesidad de concurrencia de varios acreedores para presentar el concurso voluntario por el deudor. Además, la propia denominación de la Ley Concursal implica la existencia de varios acreedores.

Sin embargo, la Audiencia Provincial de Barcelona, aplicando el Texto Refundido de la Ley Concursal, con efectos retroactivos, dio una nueva interpretación que se inclina por una postura contraria. Así pues, se le abre la posibilidad a una persona física de solicitar un concurso con la intención de exonerar el pasivo insatisfecho.

Si tienes cualquier duda sobre qué es un acreedor , las clases de acreedores en un proceso concursal o sobre los concursos de acreedores con un solo acreedor, no dudes en contactar en un equipo experto cómo Concursalix

Banner Concursalix

Te puede interesar…

¿Cuánto dura un concurso de acreedores?

¿Cuánto dura un concurso de acreedores?

¿Cuánto dura un concurso de acreedores? ¿Qué ocurre después de este proceso?¿Cómo finaliza el proceso? Desde Concursalix te resolvemos todas estas dudas. Tal y como explicaron los expertos de Concursalix, los procesos concursales consisten en procedimientos legales...